La eficacia de los pactos privados en previsión de ruptura

El artículo 231-20 CCat se ocupa de la regulación de los pactos en previsión de ruptura i prevé la intervención de un notario en el acto de su otorgamiento. Por este motivo puede plantearse qué eficacia tienen los pactos privados y sus efectos respecto de los cónyuges.
De este caso se ha ocupado la Sentencia de 20 de octubre de 2015, Sección 18ª de la Audiencia Provincial de Barcelona. En el caso enjuiciado los cónyuges acordaron en un documento privado lo siguiente: “Hoy a fecha 8 de marzo de 2013 hemos decidido de mutuo acuerdo darnos un tiempo y separándonos marchando su padre, sin entender abandono del hogar (quedándose nuestro hijo Cirilo y mujer en el domicilio conyugal), además de colaborar en los gastos fijos que tiene la propiedad a nombre de los dos y con los gastos mensuales de nuestro único hijo, el día 8 de cada mes por transferencia. Y para que así conste declaramos de momento los gastos fijos hasta el mes de Junio de 2013, comprometiéndonos a su pago (contando con el seguro del hogar en Agosto y seguro de coche a todo riesgo en diciembre). Durante el año hay compromiso expreso por ambas partes del pago de los gastos fijos (en partes iguales) así como los gastos del nen por parte de su padre hasta tomar una decisión legal, siempre el día 8 de cada mes por transferencia o ingreso directo en la cuenta de la Caixa común de momento”.
Se trata de un documento compresivo de acuerdo al amparo del principio de la autonomía de la voluntad sobre la asunción de unas deudas contraídas durante el matrimonio, obligaciones derivadas de la adquisición de la vivienda habitual y se establece una cantidad en concepto de la pensión de alimentos. Es decir, se trata de un pacto de podría haber sido incluido en una propuesta de convenio regulador, pero que no fue así.
De acuerdo con la naturaleza privada del referido pacto, el artículo 233-5 CCat dispone que: “1. Los pactos en previsión de una ruptura matrimonial otorgados de acuerdo con el artículo 231-20 y los adoptados después de la ruptura de la convivencia que no formen parte de una propuesta de convenio regulador vinculan a los cónyuges. La acción para exigir el cumplimiento de estos pactos puede acumularse a la de nulidad, separación o divorcio y puede solicitarse que se incorporen a la sentencia. También puede solicitarse que se incorporen al procedimiento sobre medidas provisionales para que sean recogidos por la resolución judicial, si procede.
2. Los pactos adoptados después de la ruptura de la convivencia sin asistencia letrada, independiente para cada uno de los cónyuges, pueden dejarse sin efecto, a instancia de cualquiera de ellos, durante los tres meses siguientes a la fecha en que son adoptados y, como máximo, hasta el momento de la contestación de la demanda o, si procede, de la reconvención en el proceso matrimonial en que se pretendan hacer valer.
3. Los pactos en materia de guarda y de relaciones personales con los hijos menores, así como los de alimentos en favor de estos, solo son eficaces si son conformes a su interés en el momento en que se pretenda el cumplimiento.”
La sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona resolvió lo siguiente: “La regla de la vinculación establecida con carácter general con los mismos efectos que un convenio regulador tiene una primera excepción específica contemplada en el 233-5.2 CCC. De acuerdo con este segundo apartado del precepto, los pactos adoptados después de la ruptura de la convivencia sin asistencia letrada propia para cada uno de los cónyuges se pueden dejar sin efecto, a instancia de cualquiera de ellos, durante los tres meses siguientes a la fecha en que son adoptados y, como máximo, hasta el momento de la contestación a la demanda o, si procede, de la reconvención en el proceso matrimonial en el que se pretendan hacer valer.
Y en este caso y como la sentencia apelada razona, consta documentado que el 18 de marzo de 2013 a los 10 días de ser firmado el Sr. Jesus Miguel remitió burofax a su esposa dejándolo sin efecto con cita del precepto legal antes referido.
Consecuentemente estamos ante un supuesto de ineficacia conforme a la normativa aplicable y el pacto de este modo alcanzado no vincula a los cónyuges.”